Imagen de fondo

Descubre si puedes optar a la deducción por arrendamiento estatal

Descubre si puedes optar a la deducción por arrendamiento estatal

Una de las controversias más comunes en la fiscalidad de un hogar es saber cuándo puedes deducir el gasto por alquiler de una vivienda habitual. Esta ley presenta una serie de requisitos muy concretos que debes conocer para poder aplicar esta deducción.

Por este motivo, en este artículo vamos a darte toda la información que necesitas para que evites errores y posibles problemas con Hacienda.

Información sobre la deducción por arrendamiento

Lo primero que debes saber es que para poder deducir este importe, tu contrato de arrendamiento ha de ser anterior al 1 de enero de 2015. Pero, además, la base imponible del mismo ha de ser inferior a 24.107,20 euros.

Por otro lado, otra información interesante que debes tener en cuenta es que esta desgravación se divide en dos tramos. El primero es estatal por lo que se aplica a todos los ciudadanos españoles. No obstante, el segundo dependerá de cada Comunidad Autónoma. Así pues, no dudes en contactarnos para resolver cualquier duda: Contáctanos

Otro de los requisitos que impone Hacienda es la de no superar ciertos umbrales de ingresos por tu sueldo ni ciertos beneficios por las ganancias que generen tus inversiones si las tienes. Esto, oficialmente, se denomina base liquidable general y base liquidable del ahorro respectivamente.

Estos límites evitan que a que a partir de ciertos ingresos haya personas que cobren estas subvenciones. En cualquier caso, vamos a explicarte en qué consisten los diferentes términos que se tendrán en cuenta para la aplicación de esta deducción.

- Base liquidable general: se suman las rentas de tu trabajo con otras que tengas como seguros o dividendos y a estas cantidades se les aplican las reducciones correspondientes.

- Base liquidable del ahorro: esta hace referencia a las inversiones que puedas tener y al dinero que te reportan.

- Mínimo personal y familiar: esto hace referencia a las tablas de dinero que Hacienda no computará cuando hagas tu declaración. La cuantía general es de 5.550 euros para todo el mundo.

Si tienes hijos, deberás añadir 2.700 euros a esta suma por cada descendiente. En el caso de tener más de 4 hijos tendrás que sumar 4.500 euros por el cuarto y los siguientes.

Deducción estatal: cómo funciona y cuánto puedes ahorrar

Como ya hemos mencionado anteriormente, esta sería la desgravación a la que todos podemos acceder. Se corresponde con el primer tramo y el segundo ya dependerá de tu región concreta.

El primer requisito para optar a este descuento es pagar como mínimo 9.040 euros y como máximo 17 707.02 euros. Esta desgravación es de un 10 % sobre la cuantía máxima de 9.040 euros.

Cabe destacar que esta es una desgravación progresiva por lo que a partir de 17 707.02 euros y hasta el máximo de 24.102,2 euros va disminuyendo hasta desaparecer completamente.

Si tienes dudas sobre cuál es la base que se te impone, puedes averiguarla sumando las casillas 415 y 435 de las páginas 13 y 14 de tu declaración.

Ahora que sabes esta información, esperamos que tengas un mayor control de tu fiscalidad y que aproveches cada oportunidad de ahorro a la que puedas optar.

Contenido con formato: Una de las controversias más comunes en la fiscalidad de un hogar es saber cuándo puedes deducir el gasto por alquiler de una vivienda habitual. Esta ley presenta una serie de requisitos muy concretos que debes conocer para poder aplicar esta deducción. 

Por este motivo, en este artículo vamos a darte toda la información que necesitas para que evites errores y posibles problemas con Hacienda. 

Información sobre la deducción por arrendamiento

Lo primero que debes saber es que para poder deducir este importe, tu contrato de arrendamiento ha de ser anterior al 1 de enero de 2015. Pero, además, la base imponible del mismo ha de ser inferior a 24.107,20 euros. 

Por otro lado, otra información interesante que debes tener en cuenta es que esta desgravación se divide en dos tramos. El primero es estatal por lo que se aplica a todos los ciudadanos españoles. No obstante, el segundo dependerá de cada Comunidad Autónoma. Así pues, no estaría de más que te informaras acerca de la normativa en tu comunidad. 

Otro de los requisitos que impone Hacienda es la de no superar ciertos umbrales de ingresos por tu sueldo ni ciertos beneficios por las ganancias que generen tus inversiones si las tienes. Esto, oficialmente, se denomina base liquidable general y base liquidable del ahorro respectivamente. 

Estos límites evitan que a que a partir de ciertos ingresos haya personas que cobren estas subvenciones. En cualquier caso, vamos a explicarte en qué consisten los diferentes términos que se tendrán en cuenta para la aplicación de esta deducción. 

  • Base liquidable general: se suman las rentas de tu trabajo con otras que tengas como seguros o dividendos y a estas cantidades se les aplican las reducciones correspondientes. 

  • Base liquidable del ahorro: esta hace referencia a las inversiones que puedas tener y al dinero que te reportan. 

  • Mínimo personal y familiar: esto hace referencia a las tablas de dinero que Hacienda no computará cuando hagas tu declaración. La cuantía general es de 5.550 euros para todo el mundo.

Si tienes hijos, deberás añadir 2.700 euros a esta suma por cada descendiente. En el caso de tener más de 4 hijos tendrás que sumar 4.500 euros por el cuarto y los siguientes. 

Deducción estatal: cómo funciona y cuánto puedes ahorrar

Como ya hemos mencionado anteriormente, esta sería la desgravación a la que todos podemos acceder. Se corresponde con el primer tramo y el segundo ya dependerá de tu región concreta. 

El primer requisito para optar a este descuento es pagar como mínimo 9.040 euros y como máximo 17.707,02 euros. Esta desgravación es de un 10 % sobre la cuantía máxima de 9040 euros. 

Cabe destacar que esta es una desgravación progresiva por lo que a partir de 17.707,02 euros y hasta el máximo de 24.102,2 euros va disminuyendo hasta desaparecer completamente.

Si tienes dudas sobre cuál es la base que se te impone, puedes averiguarla sumando las casillas 415 y 435 de las páginas 13 y 14 de tu declaración. 

Publicado el 02/11/2018 08:30